emusicairesuzuki@gmail.com

C/ Francisco de Quevedo, 7
C/ Ludwig V. Beethoven, 42
50013 ZARAGOZA
   

NUESTROS MÉTODOS

METODO SUZUKI

El talento musical puede entrenarse

Shinichi Suzuki, violinista y pedagogo musical basó su método en la filosofía de que el talento musical puede desarrollarse de la misma manera un niño aprende
a hablar. La reflexión de que todo niño es capaz de hablar japonés pese a las dificultades que pueda entrañar el aprendizaje de ésta o cualquier otra lengua,
le llevó a sostener la hipótesis de que esto mismo podría aplicarse para que el niño desarrollara habilidades musicales.

Escuchar música

Durante prácticamente el primer año de vida, los niños no pronuncian palabras sin embargo están continuamente escuchándolas de su entorno y poco a poco
las van reconociendo. De esta misma manera, un niño que escuche continuamente el repertorio Suzuki será capaz de reconocer las canciones.

Repetición constante

Los niños aprenden palabras a base de repetirlas e ir incorporándolas a su vocabulario. Igualmente, la repetición constante resulta imprescindible para aprender
a tocar. El niño se familiarizará con los ritmos y poco a poco conseguirá tocar la primera canción y a medida que vaya avanzando irá incorporando nuevas canciones pero volviendo continuamente a las aprendidas anteriormente con objeto de recordarlas e ir mejorando la técnica.

La participación de los padres

Una de las características relevantes del método es que los padres son partícipes del aprendizaje del niño. El padre o la madre asiste a la clase y aprende con él para en casa poder ayudarle y enseñarle. Los padres son sus “profesores en casa”. Cuanto mayor es la implicación de los padres, mayor la progresión del niño.

Un ambiente agradable

Cariño y refuerzo positivo son imprescindibles para que el niño se vea reforzado en sus logros. Cualquier avance, por pequeño que sea, debe ser aplaudido.
Cada niño tiene su velocidad de aprendizaje pero mantener una actitud positiva contribuirá a la motivación del niño e incluso ayudará a ir alcanzando sus hitos
con mayor celeridad.

El aprendizaje con otros niños

Los niños necesitan de niños. Las clases particulares permiten corregir la postura, la técnica, evaluar sus avances y elogiarlos pero es imprescindible la combinación con clases colectivas en las que trabajan con otros niños. Aquí ven los avances y logros de los demás y se motivan para alcanzar el nivel de los más adelantados.
Es una competitividad sana en la que cada niño trata de sacar lo mejor de sí. Además el juego es la mejor táctica para que el niño vaya mejorando sus habilidades sin prácticamente esfuerzo.

Una filosofía de vida

Suzuki no pretendía conseguir músicos profesionales sino ayudar al niño a crecer como persona puesto que el trabajo en una atmósfera de cariño y respeto hacia el niño favorece el desarrollo de mejores personas. Se trata de una metodología que no sólo contribuye a que el niño desarrolle sus habilidades musicales sino que además crea un vínculo padre/madre hijo y le proporciona al niño otros valores adicionales como la autodisciplina, constancia y autoconfianza que le serán de utilidad en otros ámbitos de la vida.

 

METODO GORDON
 

Edwin Gordon, pedagogo e investigador musical, desarrolló en los años 80 la llamada Music Learning Theory (Teoría del Aprendizaje Musical), la cual es una explicación del proceso de aprendizaje de la música. Establece las etapas de aprendizaje musical del niño desde la edad neonatal y determina la secuencia a seguir en la enseñanza para favorecer el aprendizaje en cada etapa.

La metodología Gordon abarca todos los aspectos de la enseñanza musical por lo que favorece el desarrollo musical integral del alumno.
La Music Learning Theory comparte muchos aspectos de otros grandes pedagogos como Suzuki pero va un paso evolutivo más allá estableciendo las etapas de aprendizaje de la música. El método no es excluyente de otras metodologías tales como la Suzuki sino que puede aplicarse como un complemento para lograr el máximo desarrollo de las capacidades musicales del alumno.

Establecemos a continuación los principales conceptos sobre los que se asienta la metodología Gordon:

Auditation

Es un término acuñado por Gordon y se puede definir como pensamiento musical, es decir, la capacidad de pensar musicalmente.
La música puede asemejarse al lenguaje de forma que el equivalente a las palabras son los patrones tonales y rítmicos.
Al igual que la capacidad de expresión es tanto mayor cuanto mayor es el vocabulario, la capacidad de entender música es mayor cuanto mayor sea el
vocabulario de patrones y la capacidad de combinación de los mismos.

Primero oído y después la partitura.

Gordon considera necesario primero asimilar la música a través del oído antes de abordar la lectura.
Ello permite prescindir de la partitura en las primeras fases pero todo lo asimilado en este proceso facilitará ulteriormente la lectura musical.

Comienzo temprano

Para aprovechar al máximo las capacidades del niño es necesario el comienzo de la educación musical a una edad muy temprana, si bien es cierto que Suzuki se centra en el aprendizaje de un instrumento mientras Gordon abarca de una manera más global la adquisición de conocimientos musicales por lo que los 3 años que recomienza Suzuki son, en cierta medida, ya demasiados para Gordon.

Imitación como método de aprendizaje.

Gordon considera que la imitación es una etapa necesaria en el proceso de aprendizaje pero poco a poco debe dar paso a la creación de sus propias músicas.

 

 

METODO MUSIC MIND GAMES

En la década de los 70 Michiko Yurko desarrolló un método para que los niños pudiesen aprender a leer y comprender la teoría musical de una manera lúdica.
Es una metodología en la que el niño va incorporando conceptos teóricos sin la sensación de estar recibiendo una clase teórica. Para el desarrollo de la actividad
se emplean materiales diseñados por la propia Michiko (cartas, fichas...) que resultan enormemente atractivos para los niños.

Juegos y ejercicios de lógica dirigidos por un profesor especializado permiten al niño aprender por sí mismo e ir avanzando en conceptos de la teoría musical sin que suponga un esfuerzo. El juego y dinamismo de la clase ayuda a mantener la atención del alumno y despierta su interés por aprender.
El alumno va a ser quien deseará repetir continuamente el juego lo que facilita el asentamiento de conocimientos.
Además al tratarse de una actividad en grupo en la que los padres participan e interactúan con los niños también se favorecerá el aprendizaje del trabajo colaborativo de una manera no competitiva.

 

 

 

 

 

emusicairesuzuki@gmail.com

C/ Francisco de Quevedo, 7 - C/ Ludwig V. Beethoven, 42 - 50013 ZARAGOZA